EL BLOG DE LAS GACELAS

Al amanecer, la gacela sabe que tiene que correr más rápido que el más rápido de los leones para sobrevivir. Al amanecer, el león sabe que tiene que ser más rápido que la gacela más lenta para sobrevivir. Moraleja: no importa si eres león o gacela. En cuanto amanezca…¡CORRE!